El universo en un sólo átomo.

9788483462928

1.- REFLEXIÓN

Página 24:

“El problema no son los datos empíricos de la ciencia sino la concepción de que dichos datos, y ellos únicamente, constituyen el terreno legítimo  para el desarrollo de una cosmovisión integral o el único medio  apropiado para responder a los problemas del   mundo. La existencia humana y la propia realidad abarcan más de lo que puede explicar la  ciencia actual.

Según la misma lógica, la espiritualidad debe contemplar los conocimientos  y los hallazgos de la ciencia. Si como practicantes espirituales, damos la espalda a los descubrimientos científicos, nuestra práctica también se verá empobrecida, y esa actitud mental nos puede llevar al fundamentalismo.”

2.- EL ENCUENTRO CON LA CIENCIA

Páginas 52-53:

“El estudio científico legítimo, por tanto, se limita al mundo físico, incluidos el cuerpo humano, los cuerpos astronómicos, la energía mensurable y el funcionamiento de las estructuras. Los hallazgos empíricos así generados  constituyen la base de nuevas experimentaciones y de generalizaciones que podrán ser incorporadas al cuerpo más amplio del conocimiento científico. Este es, en efecto, el paradigma actual de lo que constituye la ciencia. Está claro que dicho paradigma no puede abarcar  ni abarca todos los aspectos de la realidad, en particular de la existencia humana. Además del mundo objetivo de la materia, que la ciencia explora con tanta maestría, existe el mundo subjetivo de los sentimientos, las emociones, los pensamientos y los valores y aspiraciones espirituales basadas en ellos. Si tratamos este campo como si no desempeñara un rol constitutivo en nuestra comprensión de la realidad, perderemos la riqueza de nuestra propia existencia y nuestro entendimiento no podrá ser global. La realidad,  incluida la existencia humana, es mucho más compleja de lo que reconoce el materialismo científico objetivo.

 

3.-EL VACÍO, LA RELATIVIDAD Y LA FÍSICA CUÁNTICA

 

Páginas 60-61:

“Una de las más importantes teorías filosóficas del budismo nace de lo que se conoce como teoría del vacío. En su núcleo persiste la profunda convicción de que existe una disparidad fundamental entre nuestra manera de percibir el mundo, incluida nuestra propia existencia, y la auténtica realidad de las cosas. En nuestra experiencia cotidiana, tendemos a relacionarnos con el mundo y con nosotros mismos como si dichas entidades poseyeran características intrínsecas, definibles, discretas, perdurables. Por ejemplo, si examinamos nuestra concepción de nosotros mismos, veremos que tendemos a creer en la presencia de un núcleo esencial de nuestro ser, que caracteriza nuestra individualidad  e identidad como un ego discreto, independiente de los elementos  físicos y mentales  que constituyen nuestra existencia. La filosofía del vacío revela que este no sólo es un error fundamental sino que constituye la base del apego, el aferramiento y la aparición de numerosos prejuicios.”

 

AUTOR: DALAI LAMA

TÍTULO: EL UNIVERSO EN UN SOLO ÁTOMO